Gobierno del Estado de México

Industria Penitenciaria

Antecedentes

En el año de 1985 entró en vigor la Ley de Ejecución de Penas Privativas y Restrictivas de la Libertad del Estado estableció que el tratamiento de los “internos” tendría como base el trabajo, la capacitación para el mismo y la educación para modificar las tendencias e inclinaciones antisociales de los mismos, así como facilitar la adquisición de conocimientos que pudieran serles útiles en vida libre. Reforzando el Sistema Progresivo Técnico adoptado a la legislación en el año de 1968 que tenía la finalidad de Readaptación del individuo en reclusión.
 


Industria Penitenciaria y Promoción del Empleo

La Industria Penitenciaria del Estado de México tiene por objeto mejorar la calidad, eficiencia y eficacia de las actividades en materia de promoción y fortalecimiento de habilidades y destrezas laborales de las personas privadas de la libertad, que les permitirá contar con elementos necesarios para su adecuada incorporación o reinserción a la sociedad, mediante la formalización y estandarización de los métodos y procedimientos del trabajo y la difusión de las políticas que regulan su aplicación.

Capacitación para el trabajo
La Ley Nacional de Ejecución Penal, en su artículo 87 define la capacitación para el trabajo como un proceso formativo que utiliza un procedimiento planeado, sistemático y organizado, mediante el cual las personas privadas de la libertad adquieren los conocimientos, aptitudes, habilidades técnicas y competencias laborales necesarias para realizar actividades productivas durante su reclusión y la posibilidad de seguir desarrollándolas en libertad.
La Procuraduría Federal del Consumidor Delegación Valle d eToluca imparte cursos de capacitación para el trabajo a las personas privadas de la libertad en los Centros Penitenciarios de la Entidad para el aprendizaje en la elaboración de productos de uso personal, productos de limpieza y elaboración de postres.

Trabajo
La Ley Nacional de Ejecución Penal, en su artículo 91 establece las modalidades del trabajo para las personas privadas de la libertad y tiene como propósito prepararlas para su integración al mercado laboral una vez obtenida su libertad.
Por su parte, la Subsecretaría de Control Penitenciario fomenta lo anterior mediante el autoempleo, con actividades como tallado de madera, talabartería, pirograbado, bisutería, pintura al óleo, entre otros. Actividades productivas no renumeradas para fines del Sistema de Reinserción como labores de mantenimiento en general, jardinería, tortillería, por mencionar algunas. O bien, mediante actividades productivas realizadas a cuenta de terceros, para lo cual la Dirección General de Prevención y Reinserción Social celebra 35 Convenios de Participación y/o Capacitación para el Trabajo con empresarios a fin de proporcionar una actividad lícita remunerada a las personas privadas de la libertad.